Por qué el Lyme es la gran imitadora

Se dice sobre el Lyme que es la enfermedad imitadora porque desarrolla diferentes síntomas similares y coincidentes a otras patologías como la artritis o la meningitis, entre muchas otras. Es, junto a la sífilis y la esclerosis múltiple, considerada como “una gran imitadora”, debido a la numerosa cantidad de enfermedades que puede simular.

Conocer esta enfermedad y sus síntomas nos ayudará a estar alerta y conocer al Lyme que, hoy en día, se encuentra repartido por todo el mundo.

Además, es una patología que está dejando de ser una epidemia silenciosa gracias a la visibilidad que le dan los recientes casos de actores como Alec Baldwin y Ben Stiller, cantantes como Thalía y Avril Lavigne, o políticos como George W. Bush.

Por tanto, cada día más, gracias al trabajo de diagnóstico y tratamiento certero como el que ofrece la Fundación SOSLyme se avanza el proceso para desenmascarar a esta gran imitadora.

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana multisistémica que se adquiere mediante la picadura de una garrapata infectada y que puede cursar con manifestaciones reumáticas, dermatológicas, neurológicas y cardíacas. La enfermedad de Lyme se denomina «la gran imitadora» debido a que sus síntomas son similares o iguales a más de 70 variedades de enfermedades.

El bajo riesgo de contagio y la ambivalencia de los síntomas, que son similares a la gripe común, dificultan su diagnóstico. El pronóstico, con tratamiento adecuado, es bueno. En cambio, si no se trata precozmente, pueden aparecer afectaciones crónicas, fundamentalmente neurológicas que complican el día a día de las personas que conviven con Lyme.

Según se refleja en diversos estudios, la infección por Borrelia burgdorferi sensu lato es el tipo más común de infección transmitida por garrapatas. Un animal infeccioso que causa un gran daño y que solo es superado por los mosquitos en términos de transporte de microbios dañinos. Así, la garrapata infectada puede llegar a transmitir además de la bacteria causante del Lyme otras muchas infecciones como Chlamydia, Mycoplasma, Bartonella, Ehrlichia, Babesia, el virus Powassan o el virus Bourbon.

Síntomas característicos del Lyme

La enfermedad de Lyme, si no recibe el tratamiento adecuado y personalizado a cada caso, puede producir una amplia variedad de síntomas, dependiendo, asimismo, de la etapa de la infección. 

El primer síntoma del Lyme suele aparecer en forma de sarpullido, aunque no todas las personas lo presentan; mientras que, a medida que la infección se propaga, pueden aparecer diferentes dolores corporales, rigidez en el cuello o el efecto de sentir un cansancio extremo.

Además, otros síntomas que evidencian su infección son la fiebre o sentir escalofríos, notarnos los ganglios linfáticos inflamados o tener un dolor intenso de cabeza. También son muy comunes las manifestaciones reumatológicas. La artritis de Lyme se caracteriza por una artritis inflamatoria asimétrica, episódica, que afecta a una o pocas articulaciones, fundamentalmente la rodilla, y que puede convertirse en una artritis crónica.

De este modo, la enfermedad de Lyme tiene síntomas de gravedad tanto tempranos como tardíos y los pacientes pueden mostrar tanto uno como otro de los estadios de la enfermedad, o la compilación de todos ellos. Incluso se da el hecho de que muchos pacientes inicialmente presentan síntomas tardíos de la enfermedad.

Cualquier sistema orgánico puede verse afectado, pero suele atacar a la piel, las articulaciones, corazón y tejido nervioso, incluido el cerebro. Para más datos sobre esta enfermedad os animamos a consultar toda la información en SOSLyme.

Compartir

Más entradas

¿Tienes dudas? Te escuchamos.